Basura canalizada…

gibbs.jpgSomos curiosos los perritos de la calle. Siempre andamos metiendo nuestras frías narices por todas partes. Y así nos vamos informando de todas las cosas que pasan por esta ciudad, algunas buenas y otras no tanto. Hace un par de días invité a Lulú a dar una vuelta por Chivilcán, era un día de solcito después de tanta lluvia. Este invierno nos ha azotado más que otros. Y nos encontramos que están interviniendo el canal Gibbs. Ya era hora.

– Lulú, qué te parece, están sacando las basuras del canal Gibbs. Da la impresión que van a ordenar este resumidero urbano. Ya era tiempo. Se había convertido en una fuente de desperdicios y basural clandestino.

– Cierto Quiltedy. Y eso que cumple una función fundamental para drenar las aguas lluvias y aportar alguna fuente de regadío a parceleros del sector poniente de la ciudad.

– Claro, pero los vecinos tan educaditos que tenemos han ido arrojando a su caudal todo tipo de desperdicios. Mira, allá están sacando camionadas de un cuantohay. Acerquémosnos a ver las curiosidades. Esto parece entretenido.

– Más que entretenido lo encuentro asqueroso y repugnante. Creo que nunca terminaremos de civilizarnos…Fíjate allí, están saliendo neumáticos y restos de un auto ¡Se pasaron! Y allá hay una cocina oxidada…creo que este evento daría para un artículo periodístico que destacara la barbarie de nuestros conciudadanos.

– No se saca nada, Lulú. Además, ya salió en el diario. La cochinada está en las cabezas de los que arrojan estas basuras, si hay cochinos de todos los pelajes. Y lo hacen desde chiquititos. Ya te conté que muchos de los alumnos que van en los transportes amarillos tiran mugres por las ventanas.

– Es porque ven a sus padres hacerlo. Muchos autos encopetados también van arrojando desperdicios a la calle o a la carretera. Los he visto. Es un patrón cultural, o más bien, incultural. Por un lado estamos a la cabeza en telecomunicaciones y otras maravillas modernas y por otro seguimos comportándonos como en la época de las cavernas.

– Así es. Vámosnos mejor que este lugar me deprime. Volvamos cuando la obra esté terminada y veamos un panorama diferente, porque estoy seguro que va a quedar mucho mejor que ahora. Si se está haciendo este trabajo es porque se desea mejorar sanitariamente el canal y asegurar su buen funcionamiento. Habría que educar a los vecinos en el intertanto para que lo cuiden y no lo vuelvan a taponar con sus desechos.

– Los mismos que reclaman por los ratones vienen en la noche a tirar las basuras. Te lo doy firmado.

– Te creo.

Y nos fuimos a respirar mejores aires para el lado del cerro Ñielol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: